Hayedo del Montseny una tarde de agosto

En lo alto del Monseny, casi cada día, hay una u otra nube pasando a saludar. Si bajan un poquito y se meten en el hayedo, la posibilidad de captar un momento mágico surge. Y si consigues fotografiarlo, eres feliz.

4 comentaris:

  1. Si,si,momentos así allí son especiales.

    ResponElimina
  2. Agustín, verdad que sí? :-)
    Gracias José.
    Esther, como cuesta pillar momentos así, verdad?

    ResponElimina