En el comedero también hay peleas

Porque el herrerillo común decidió que el comedero era territorio suyo, y cuando aparecía el carbonero común, que casi le doblaba en tamaño, no se arrugaba y defendía el terreno con uñas y dientes. Bueno, con garras y pico :-)

1 comentari: