Reportera por un día: no sussss lo vais a creer

Desde la primavera pasada tengo una maceta en casa con tres rudas plantadas y muertas de pena. Se suponía que eran para atraer mariposas, pero el invento no funcionó porque ninguna mariposa se enteró. Ninguna menos una que vi revolotear en octubre. Al rato fui a mirar y vi tres huevos microscópicos tan diminutos que los di por perdidos, por renacuajos y por ser octubre.
Y me olvidé del tema a la vez que se puso a diluviar.
Y al cabo de unos días de parar de diluviar se me ocurrió que había que volver a regar las rudas. Me acerqué... y casi no quedaban rudas!!! dos orugas que ya eran gooooordas como un dedo meñique las habían dejado en la mínima expresión... y ya era diciembre!
Fui corriendo a comprar otra ruda lozana y en cuanto una de ellas se encaramó hice esta fotografía... y ya era mediados de diciembre!
El mundo está al revés. Orugas en diciembre...

2 comentaris:

  1. Hermosa foto con el colorido que te ha salido!, todo y que los bichitos no me suelen gustar mucho encuentro esta foto algo especial. Felicidades.

    ResponElimina
  2. Pues menos mal que hice la foto, Dolors, porque a los dos días se largó... y ha estado desaparecida hasta hoy que la he encontrado :-)

    ResponElimina