La caza fotográfica no es tan fácil

Fotografiar libélulas en permanente movimiento es di-fi-ci-liiiiiiiiiiiiii-si-mo. He hecho un montaje con las cuatro mejores tomas de toda una tarde de caza. Penosas.
Creo que me quedo con los bichos estáticos mientras tenga el equipo que tengo, je.

Bookmark and Share

3 comentaris:

  1. A mi me da vergüenza enseñar los gigas que he gastado persiguiendo a las libélulas en vuelo (con el 300mm f2.8, que es muy buena herramienta para tal fin) y es realmente complicado. Menos mal que sabemos que no es imposible, así que es cuestión de perseverar y buscarle las vueltas.

    ResponElimina
  2. Es verdad que no es imposible, pero creo que antes se alinearán todos los astros, jeje.

    ResponElimina
  3. me gusta el trabajo q realiza...la naturaleza eslomas grande q pudo haber creado DIOS .. claro despues del hombre..

    ResponElimina