Un chasco de nocturna al alba

No tuve suerte. Una capa de nubes gorda cubría todo el cielo y el mar era un lago. Yo hiperfoqué aplicadísima para F/16 pero estaba demasiado oscuro y abrí el diafragma olvidando volver a hiperfocar, cuando me di cuenta enfoqué a ojo para conseguir algo digno, me salían borrosas, el paisaje se iba aclarando, cuando volví al F/16 no recordaba la distancia hiperfocal...
Un desastre de mañana un día de madrugón de aúpa.
Bookmark and Share

3 comentaris:

  1. Esto de la hiperfocal es como todas las cosas de la vida, hay que aplicarlo con inteligencia y sentido común.

    ResponElimina
  2. de mayor quiero hacer desastres como los tuyos. me encanta ese horizonte difuminado que te ha quedado al jugar con las focales.

    ResponElimina
  3. Simplemente extraordinaria con un colorido precioso. Un saludo

    ResponElimina