Una historia de jilgueros

Hace unos días me fijé que había unos jilgueros (caderneres) yendo y viniendo en el ciruelo del jardín. Les paré atención y vi que estaban haciendo un nido, qué bien, iba a ver en vivo y en directo una puesta.
Aquí uno de ellos en uno de los viajes

Aquí uno de ellos en el nido.

Este ejemplar (ni idea si era macho o hembra) se pasó dos días en el nido. Yo pensé que era una hembra que ya estaba incubando. Pero un día desapareció. Y al otro no volvió. Así que al otro me subí en una escalera a mirar... y el nido estaba vacío, limpio, impecable. Ni rastro de huevos.
Qué pudo pasar?

Comentaris

  1. Pues mira. El individuo de la rama es el macho. El del nido es la hembra. Se sabe por la extensión de la máscara roja si supera, o no, al ojo del pájaro. Posiblemente haya habido depredación del nido.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias por las explicaciones para distinguir el macho de la hembra, pancho! a partir de ahora me fijaré. Respecto a la depredación: cuando me subí a una escalera a mirar vi el nido precioso, impecable, limpio, "para entrar a vivir" jeje. Ni rastro de ningún huevo, ni deposiciones, ni ná de ná. Seguro que la hembra llegó a poner los huevos? igual ni eso.

      Elimina

Publica un comentari a l'entrada